Camille

A la luz de la luna se la llevaron. Se la arrebataron de los brazos y las sacaron de la casa. Sus gritos de auxilio fueron desoídos por los vecinos, muchos cerraron las ventanas para no escuchar.

Mientras ellos las arrastraban hacia el bosque, ella solo escuchaba el sonido de sus súplicas y el llanto de ella. Él la castigaría, y lo haría arrebatándole lo único que tenía en la vida.

A la luz de la luna la hicieron mirar. La maldita luna. La maldita luna.



Años de perdida. Noches de luna y lágrimas. Noches de rabia. Noches de alcohol, de bailar en cualquier antro y despertar en cualquier cama.

Con una máscara y una flor se acercó a ella una noche sin luna. La escuchó y la llevó con los suyos. Por primera vez empuño una espada, y aprendió a moverse en la oscuridad. Ahora la muerte la llevaría ella en sus manos.

Cuando mató a su primera victima bajo la luz de la luna, él se quitó la máscara y simplemente le ofreció su mano.

"Solo queda una cosa por hacer" escuchó su voz mientras se giraba y la llevaba a su nuevo hogar.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Empezando 2020 con Rol en Mesa

Neverwinter Night, más que un Juego

Samara Selasar, Triple Hiriente